fbpx
 

Trabajador y empresa: ¿cómo debe ser esta relación?

Imagen obligaciones del trabajador

Trabajador y empresa: ¿cómo debe ser esta relación?

Ayer se celebró el día del trabajo, y en Gesticentro hemos decidido dedicar el post de hoy a hablar de la relación entre las empresas y sus trabajadores. En muchas ocasiones los trabajadores no son debidamente informados sobre sus derechos y deberes, y no saben qué esperar de la empresa.

¿Conoces las obligaciones del trabajador y de la empresa? Te las contamos después del #DíadelTrabajo vía @gesticentro Clic para tuitear

Las obligaciones del trabajador vienen determinadas en concreto por las especificaciones que se firmen en el contrato de trabajo. En él se pueden determinar las tareas concretas, o alguna variante en cuanto a los derechos que sea propia de ese negocio. Aún así, hay ciertas cosas que son comunes a todos los trabajos.

Obligaciones del trabajador

Obviamente, la primera obligación del trabajador es la de cumplir con sus tareas laborales. Aunque estas deben estar ajustadas a su puesto y a los requisitos solicitados para el cargo.

Además, se pueden resumir todas las obligaciones adquiridas al firmar el contrato en este listado:

  • Debe realizar sus tareas laborales con buena fe y diligencia.
  • Debe cumplir con todas las normas de seguridad e higiene, principios básicos para que la empresa funcione con normalidad y sin problemas.
  • Aunque no siempre se especifica en el contrato, el trabajador no debería realizar en la competencia una actividad similar a la que realiza en la empresa.
  • Debe procurar que la productividad y el desarrollo de las tareas funcionen con normalidad.
  • No debe revelar los secretos de la empresa fuera de esta.

Derechos del trabajador

A la vez que se adquieren las obligaciones del trabajador que hemos nombrado, también gana ciertos derechos.

Por ejemplo, tiene derecho a que la empresa prepare el espacio y las herramientas de trabajo necesarias para poder desempeñar su labor.

También debe poder promocionar su trabajo y formarse dentro de la empresa y, por supuesto, recibir su salario por el importe establecido y en las fechas adecuadas.

Al margen de esto, cada empresa suele determinar qué ofrece al trabajador. Desde beneficios más allá de la retribución económica, como flexibilidad laboral o seguro médico, hasta espacios extra para facilitar la convivencia, como un comedor o una sala de descanso.

Conclusión

Lo importante para que un negocio funcione bien y cuente con empleados satisfechos que trabajan para mejorar la productividad es que se establezca un equilibrio entre derechos y obligaciones.

No se trata solo del salario, aunque es obvio que es la parte más importante. Se trata también de que la empresa facilite a los trabajadores todo lo necesario para contar con un buen entorno en el que desarrollar su trabajo.

Toda empresa debe tener en cuenta que cuanto mejor se sientan sus empleados, más eficaces y eficientes serán, y la productividad mejorará.