fbpx
 

Siete indicadores que te alertan de que debes cambiar de trabajo

Imagen post indicadores cambio de trabajo

Siete indicadores que te alertan de que debes cambiar de trabajo

El panorama laboral ha cambiado mucho con los años. Antes, se veía como algo normal que alguien tuviera el mismo trabajo durante toda la vida, pero esto cada vez es menos frecuente debido a la crisis económica que está sufriendo el país y a las precarias condiciones de trabajo que existen a día de hoy.

Además, el final del verano es un momento en el que muchas personas se plantean septiembre como un nuevo comienzo y aprovechan para hacer balance y tomar nuevas decisiones. Algunas de estas decisiones son personales, pero otras afectan al ámbito laboral. ¿Es el momento de cambiar de trabajo?

A continuación vamos a analizar los principales indicadores de insatisfacción laboral pero primero te dejamos con unas cuantas reflexiones que esperamos te ayuden a tomar la decisión correcta:

7 señales para cambiar de trabajo

Lo mejor que puedes hacer cuando percibas estas señales que te explicamos a continuación es poner fin a tu relación laboral en esa determinada empresa. No sería justo que tu empresa ni tus compañeros se vieran salpicados por tu negatividad.

Así que aprende bien estas señales para tomar acción enseguida:

No estás motivado y, por tanto, no eres productivo

Entras en el bucle de la monotonía y sientes que todo te aburre; lo que lleva a afectar a tu rendimiento y a tu productividad. De hecho, cuando una persona es improductiva, empieza a desarrollar una actitud negativa y empieza a perder interés en lo que hace.

En ese estado pesimista, el grado de implicación del empleado va disminuyendo y el grado de confianza en los demás y en uno mismo va cayendo a pasos agigantados, afectando también a la creatividad.

Tienes sobrecarga de trabajo

En muchas empresas, debido a una falta de organización, el responsable de administrar los proyectos o tareas puede en algún momento sobrecargar de trabajo a un empleado. Lo recomendable es que si te pasa esto, dialogues con el responsable sobre el problema, intentando encontrar una solución.

En caso de no haber un entendimiento, y si a esto le sumas otras de estas señales, entonces deberías plantearte buscar un nuevo trabajo. Pero antes de llegar a esta situación, sé transparente y argumenta bien las razones de esta sobrecarga, intentando llegar a un acuerdo.

Vives un ambiente tenso en tu lugar de trabajo

Las relaciones entre jefes y compañeros es incluso a veces más difícil de mantener que el propio trabajo. Por eso, podrían ocurrir varias cosas. O bien, tu filosofía no encaja con los valores de la empresa, o bien trabajas a diario en un ambiente tenso que te impide estar relajado.

En el momento que sientas que alguien te acosa, te cuestiona o incluso te insulta, y si después de hablar con esa persona, notas que el ambiente sigue tenso, entonces deberías pensar seriamente en marcharte de ese lugar.

Te encuentras estancado profesionalmente

Seguramente llevas tiempo en ese puesto y necesitas un empujón más para seguir creciendo profesionalmente. El inconveniente es que a veces muchas empresas no pueden ofrecer más retos, ni aprendizaje a sus empleados y ese es el motivo por el que estos se encuentran sin salida y estancados en sus trabajos.

Este estancamiento, que significa que no puedes aspirar a otro puesto mejor en tu empresa, ni ascender o dirigir otros proyectos, supone un punto importante de reflexión a considerar.

No te sientes valorado por tus superiores

A cualquiera le gusta que le reconozcan su trabajo cuando hace las cosas bien; porque significa que valoran su esfuerzo. Además, esta valoración hace que el empleado se sienta más seguro, confiado y se siente más motivado a realizar su trabajo.

En cambio, un empleado que se siente poco valorado, se sentirá pequeño en su equipo e irá perdiendo confianza en sí mismo; por lo que sus deseos de seguir aprendiendo y ser más productivo, ser irán apagando; motivo suficiente para encontrar un empleo donde te valoren más y reconozcan tus éxitos.

Tienes ansiedad y otros problemas de salud

Cuando tu trabajo es el motivo que no te deja dormir, comer o es el responsable del estrés y la ansiedad, deberías preocuparte y poner una solución de inmediato, ya que tu salud está en juego. Si no lo controlas a tempo, podría convertirse en una patología crónica.

Tu malhumor y negatividad afecta a tus relaciones personales

Si en el terreno profesional solo hay estrés, negatividad, insomnio, se respira un ambiente tenso entre compañeros, sientes insatisfacción o infelicidad, tu decisión debe ser cambiar de trabajo lo antes posible. Lo peor de todo es que si no lo haces, afectará a tu vida personal y toda tu negatividad, malhumor y antipatía recaerá en casa, justo en quienes menos se lo merecen.

Y tú, ¿has percibido alguna de estas señales?; ¿cómo has actuado?