Proceso y trámites para cobrar una herencia

Imagen gestionar una herencia

Proceso y trámites para cobrar una herencia

Cuando alguien fallece son muchos los aspectos en los que hay que pensar, a pesar del momento duro por el que se está pasando. Y una vez que todo pasa, empiezan los trámites y la burocracia para cobrar una herencia que nos ha dejado el ser querido.

Además de la carga emocional que supone, este proceso se puede alargar haciendo que todo sea más doloroso. Para evitar estos problemas lo mejor es contar con ayuda externa que se encargue de todo el papeleo.

Conocer bien el proceso evita la pérdida de tiempo innecesaria y facilita todo el proceso que, como decimos, puede ser tedioso.

Documentación imprescindible

Lo primero que hay que saber es qué papeles o documentación son necesarios para cobrar una herencia. Contar con toda esta información desde el principio te ahorrará paseos y colas pudiendo resolver todo lo antes posible.

  • Certificado de defunción: Es el primer papel necesario, y requiere presentar el DNI del solicitante y los datos del fallecido.
  • Certificado de actos de última voluntad: Para poder gestionar este documento necesitas haber solicitado antes del certificado de defunción, y debes saber que por problemas burocráticos este paso está sufriendo muchos retrasos y trastornos.
  • Certificado de seguros con coberturas de fallecimiento: Es el documento que va a certificar los servicios en los que el fallecido constaba como asegurado, para conocer la situación de sus pólizas o seguro de vida y a qué se tiene derecho en este sentido.

Paso a paso para cobrar una herencia

A partir de aquí, una vez que se tiene toda la documentación necesaria, se debe seguir una serie de pasos que son todos imprescindibles para poder resolver la situación y que los herederos puedan cobrar la herencia y cerrar el tema.

Paso 1. Conocer a los herederos

Para que se pueda cobrar una herencia se debe conocer quiénes son los herederos, pues sino no sabremos quiénes son quienes deben cobrarla.

En el caso de existir un testamento este documento será el que certifique quiénes deben heredar. Para ello es necesario localizar una copia autorizada.

Si este no es el caso, es necesario tramitar una declaración de herederos mediante una notaría o antes el Juzgado de Primera Instancia correspondiente. Los trámites variarán en función del grado de parentesco que tiene el usuario con el fallecido.

Paso 2. Valoración de los bienes

Una vez que se tiene claro quiénes son los herederos, lo siguiente que se debe conocer es cuál es la herencia. Para ello se debe pasar a valorar todos los bienes que ha dejado el fallecido.

En este punto se analizan:

  • Bienes inmuebles.
  • Ajuar doméstico incluído en esos bienes inmuebles.
  • Vehículos de todo tipo.
  • Saldos bancarios, fondos de inversión, fondos de pensiones, etc.
  • Seguros de vida.

Paso 3. Redacción del cuaderno particional

Este es uno de los pasos más complicados y complejos, por eso siempre se recomienda que sea un profesional quien se encargue del cuaderno particional.

El cuaderno particional se deberá presentar en el Registro de la Propiedad cuando esté terminado. En él se debe reflejar quiénes son los herederos, cuál es la herencia (pasos 1 y 2) y qué le corresponde exactamente a cada uno en base a los porcentajes que se ajustan a las diferentes herencias.

Paso 4. Pago de impuestos

Antes de poder repartir la herencia y cerrar estos trámites es necesario proceder al pago de diferentes impuestos obligatorios.

  • Impuesto sobre sucesiones y donaciones: Es el impuesto principal y debe solucionarse antes de 6 meses desde el fallecimiento.
  • Impuesto sobre el incremento de valor de terrenos de naturaleza urbana: Se paga en el caso de heredar algún inmueble.

Paso 5. Resolución de la herencia

Después de haber realizado el pago de los impuestos ya se puede proceder a cobrar la herencia, aunque hay ciertos tipos de herencias que requieren trámites a posterior para registrarlos correctamente.

Es el caso de los bienes inmuebles, a los que se les debe cambiar el nombre del titular en el registro de la propiedad. O de los productos bancarios, que serán entregados cuando se presente la documentación pertinente. También ocurre algo similar con los vehículos, que exigen la presentación de documentación en la jefatura provincial de la Dirección General de Tráfico.

Infografía cómo gestionar una herencia

Conclusión

Como ves, es un proceso arduo que, impregnado del dolor del momento, puede resultar demasiado duro y alargarse en el tiempo más de lo necesario.

Nosotros siempre recomendamos contar con ayuda experta que pueda gestionar todo lo más rápido posible y ahorrándote problemas burocráticos innecesarios. Ante cualquier duda puedes contar con nuestro servicio especializado. ¡Estaremos encantados de ayudarte!