fbpx
 

Desconexión digital: un derecho fundamental de los trabajadores

Imagen Post Desconexión digital: un derecho fundamental de los trabajadores

Desconexión digital: un derecho fundamental de los trabajadores

A raíz de la Covid-19, hemos visto un incremento del teletrabajo en muchos sectores. Y es aquí donde se ha generado un gran debate en cuanto a lo que se refiere al derecho a la desconexión digital.

¿Hay una frontera que delimita la vida personal y laboral cuando se teletrabaja? Esta línea a veces no es clara y por eso muchas empresas están tomando cartas en el asunto para articular medidas y mecanismos que garanticen este derecho al empleado.

Se trata, sin duda, de un debate para concienciarnos de las consecuencias relacionadas con la hiperconectividad de los trabajadores que afectan a su productividad en el trabajo.

¿Qué es la desconexión digital y cómo garantizar en tu empresa este derecho de los empleados? Vía @Gesticentro Clic para tuitear

¿Qué es la desconexión digital?

Según la ley de Protección de Datos y Garantía de Derechos Digitales (LOPDGDD), en vigor desde 2018, los trabajadores y empleados públicos tienen derecho a la desconexión digital; esto es el derecho a no contestar llamadas, emails, mensajes o WhatsApps de trabajo fuera del horario laboral.

El objetivo de esta ley no es otro que respetar el tiempo de descanso, vacaciones y permisos, así como también velar por la conciliación entre la vida laboral y familiar. Por ejemplo, una empresa puede enviar un correo electrónico a la hora que quiera, pero el empleado tendrá derecho a responder o no hasta que empiece su jornada.

Es cierto que este derecho que se incluyó recientemente en 2018 se trataba de un derecho pionero. Francia fue la primera en establecer la desconexión digital en su marco regulatorio en 2017. Sin embargo, el artículo 88, donde se regula este derecho en España, expresa que se puede preservar ese derecho si alguien realiza su trabajo parcial o total en su domicilio. Y deja entre ver que será a través de la negociación colectiva la forma en que se regule este derecho.

Según datos del diario Cinco Días, de un total de 3140 convenios firmados en 2018, solo 367 convenios laborales mencionan el derecho a la desconexión laboral.

Medidas para garantizar el derecho a la desconexión digital

Por su parte, las empresas quieren garantizar el bienestar de sus empleados, debido a que la hiperconectividad digital puede acarrear problemas de salud para sus empleados, tales como estrés crónico (síndrome de Burnout), fatiga visual o estrés provocado por la espera de un mensaje fuera del horario de trabajo.

Por tanto para mejorar la productividad de los empleados y garantizar el derecho a la desconexión digital, las empresas tendrán que aplicar algunas medidas:

  • Se deberá reflejar el ejercicio de este derecho en la política interna de la empresa para los trabajadores y directivos.
  • Las empresas deberían cerrar de forma automática la sesión de las cuentas de correo profesional cuando los empleados acaben su jornada laboral.
  • Limitar (o impedir) el acceso a las cuentas de correo corporativas a los trabajadores fuera de su jornada.
  • Exigir a los empleados que dejen en la oficina los teléfonos de empresa.
  • Tiene que existir una audiencia previa con los delegados de personal o con el comité de empresa.
  • Realizar acciones formativas y de sensibilización a los empleados sobre el uso adecuado y razonable de las nuevas tecnologías y dispositivos digitales.
  • Registrar las jornadas de todos los empleados (ya obligatorio) para recoger de forma clara: los horarios de trabajo, los tiempos de descanso donde no se podrá contestar y otras comunicaciones importantes que si tendrá que responder (todo esto debe quedar recogido en las políticas internas de la empresa).

En estas políticas internas también es recomendable recoger  los puestos de trabajo que requieren de herramientas digitales, cuáles son esos recursos digitales y también habrá que detallar cuáles son los clientes internacionales, con los que hay un diferencia horaria.

Beneficios para el empleado y para la empresa

El derecho de la desconexión digital trae ventajas tanto para la empresa como para el empleado. Para la empresa, estos son algunos beneficios:

  • Empleados descansados y con menos estrés es igual a resultados de calidad.
  • Disminuye el absentismo laboral.
  • Mejora la productividad de los empleados que se involucran.
  • Se consigue un mayor employer branding.
  • La empresa transmite una imagen positiva de protección hacia sus empleados.

Por otro lado, el empleado se beneficia en lo siguiente:

  • Disminuye su estrés y tensión laboral.
  • Consigue una mayor conciliación familiar.
  • Aumenta la motivación en su puesto de trabajo.

Son ya muchas empresas en España, como Ikea o Santander, las que están adoptando medidas de conciliación como el derecho a la desconexión digital.  ¿Te gustaría saber más detalles sobre cómo empezar a garantizar este derecho de tus empelados en tu empresa? ¡Contáctanos!