Cómo se contabilizan los descuentos por pronto pago

Cómo se contabilizan los descuentos por pronto pago

Si eres autónomo o propietario de una pequeña empresa puede que te hayas planteado en más de una ocasión ofrecer descuentos para premiar a los clientes que realizan el pronto pago de las facturas. Este método se usa como cada vez más con las pequeñas y medianas empresas, como estrategia, con el fin de disponer de liquidez con mayor agilidad.

Aunque es innegable que este método es bueno para generar caja, hay que saber muy bien cómo hacer todo el proceso y cuáles son sus implicaciones fiscales y contables.

Qué es y cómo se aplica el descuento por pronto pago

Utilizando este método se consigue que muchos clientes paguen sus facturas antes de que venza la fecha marcada. Esto supone una ventaja para el cliente que puede aprovecharse del descuento, pero también para la otra parte que consigue ingresos con mayor rapidez. Además, no podemos obviar, que esta opción reduce notablemente las posibles facturas pendientes de vencimiento.

Aunque se trate de un trato ventajoso y positivo para ambos, debemos ser completamente honestos y transparentes a la hora de preparar una factura con descuento para el pago inmediato.

Tipos de descuento por volumen de compra o venta

Cuando hablamos de descuentos por pronto pago, los diferenciamos en dos tipos:

Por volumen de compra: Se trata de los descuentos que el autónomo o empresa ofrece a sus vendedores, subcontratistas o acreedores.
Por volumen de venta: Es el descuento que se aplica a los clientes que pagan antes de la fecha de vencimiento.

En ambos casos, dicho descuento puede aparecer indicado en la factura o aparecer registrado en las cuentas 606 “Descuentos en compras en efectivo” y 706 “Descuentos en ventas en efectivo”.

Ejemplos y procesos

Podemos encontrarnos en diferentes situaciones y por eso os vamos a explicar algunos ejemplos para saber cómo calcular los descuentos por pronto pago en cada una.

Calculo del porcentaje máximo que puede ofrecer el vendedor por pronto pago:

Una empresa ofrece 60 días de aplazamiento a sus clientes con un coste de financiación bancaria del 7%.  El cálculo del descuento por pronto pago máximo que puede ofrecer la empresa sería el siguiente:

i = Tipo anual equivalente
d = Tasa de descuento ofrecida
t = Periodo de aplazamiento

i = d x 365/t

i = 7,00%
d =?
t = 60 días
365 días

i será el 7 por ciento, la d es el descuento que queremos calcular y la t son los 60 días. Procedemos a despejar la d:

i = d x 365/t

Entonces i = 7%, dividido entre 365 y dividido entre 60

d= (7%/365) / 60

Por lo tanto, el descuento máximo a aplicar sería del 1,15 por ciento

d = 1,15%

Calculo del descuento mínimo por “pronto pago”:

Un vendedor que ofrece un pago aplazado de 120 días también da la opción de un 3% de descuento por pronto pago.

La empresa compradora se financia en su banco al 12%. ¿Le conviene  aprovecharse de este descuento?

i = 12,00%
d = 3,00%
t = 120 días
365 días

Tenemos que d es el 3% multiplicado por 365/120 días. El resultado da un 9,13%. Un 9,13% es inferior al 12%, por lo tanto, a esta empresa NO le interesa el descuento por pronto pago.

Ejercicio sobre descuento por pronto pago a un cliente:

Una operación de compra venta tiene un importe de 2.000 euros, con un plazo de pago de 60 días y un descuento del 3% si se efectúa durante los 10 primeros días.

i =?
d = 3%
t = 50 (60 días menos 10 días que se da de plazo para el descuento)

Fórmula:

i = 3% x 365/50 días
i = 21,90

Por lo tanto, el resultado podemos comprobar que es muy rentable para la empresa compradora, así que que es rentable.

Es importante tener cuidado a la hora de ofrecer este tipo de descuentos ya que si no llevas el control absoluto, se puede ofrecer descuentos excesivos llegando a perder dinero.

No Comments

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios.    Más información
Privacidad