fbpx
 

Domicilio social y fiscal, ¿hay alguna diferencia?

Imagen del post domicilio social

Domicilio social y fiscal, ¿hay alguna diferencia?

Si estás pensando en crear una empresa, debes tener claro qué es el domicilio social y en qué se diferencia del domicilio fiscal. Estos son importantes para que se pueda localizar rápidamente tu empresa y aunque creas que son iguales, te equivocas. Tienen connotaciones diferentes.

Domicilio social

A la hora de emprender un negocio y de crear una sociedad, es importante que fijes un domicilio social y lo elijas bien porque este solo se podrá modificar en la escritura pública ante notario, así como también habrá que enviarlo al Registro Mercantil y a la Agencia Tributaria.

Por tanto, es un domicilio completamente público y así lo establece la Ley de Sociedades de Capital, que lo define como aquel donde se desarrolla la actividad de la sociedad y muchas veces este no tiene que coincidir con el del establecimiento.

Según la Ley de Sociedades de Capital, el domicilio social determina:

  • El Registro Mercantil donde deberá inscribirse la sociedad.
  • Los juzgados competentes para asuntos legales.
  • La delegación tributaria.
  • La normativa local o autonómica aplicable.

¿Y qué dice esta ley a la hora determinar el domicilio fiscal? Cualquier sociedad debe establecer su domicilio social dentro de España, en el sitio donde se encuentre su centro de administración  o su establecimiento.

Normalmente, las entidades fijan su domicilio social en el lugar de residencia del administrador o en el local del negocio que tienen desde hace un tiempo.

Ten en cuenta que para evitar gastos notariales, suelen elegir un lugar que perdure, de lo contrario, cada vez que haya cambios, conlleva un gasto notarial. Aunque lo conveniente es elegir el lugar donde se gestione la actividad económica.

Como es lógico, tiene que haber una relación entre el domicilio social y la actividad de la empresa. Es decir, en ese centro de administración tiene que haber documentación relacionada con la sociedad y que sea el lugar donde se realicen las reuniones.

Pero en el caso de que no haya una relación, podría considerare como tal el domicilio fiscal.

Domicilio fiscal vs domicilio social

Aunque a veces el domicilio social y el fiscal son el mismo, sirve para diferentes cosas. El domicilio fiscal es obligatorio para autónomos y pymes; y este aparece en las facturas que envía y recibe la empresa y en la parte superior de las nóminas cuando se inicia una contratación.

El dominio fiscal determina:

  • La delegación tributaria a la que pertenece la empresa.
  • El lugar de localización del obligado tributario para procedimientos con la Administración tributaria.

Por tanto, este no es otro que la dirección que dispone Hacienda y la Seguridad Social para realizar notificaciones.

La Ley General Tributaria recoge en su artículo 48 que es necesario comunicar a la administración su domicilio fiscal y las variaciones pertinentes. Si quieres modificarla, la vía para hacerlo será a través del modelo censal 036 / 037. Asimismo, debes saber que esta dirección no es de dominio público.

Cuando te das de alta en el modelo 036 / 037, lo primero que harás será elegir tu domicilio fiscal (que podrás cambiarlo cuando quieras por la misma vía). Y deberás tener en cuenta lo siguiente:

  • El domicilio fiscal del autónomo será el lugar donde reside. Aunque es cierto que se puede considerar domicilio fiscal el sitio donde se realice la gestión administrativa y se dirijan las actividades.
  • El domicilio fiscal de las personas naturales o físicas que no desarrollen actividad por cuenta propia, será su residencia.
  • Y en el caso de las empresas, el domicilio fiscal (que es donde se dirige y desarrolla la actividad económica) suele coincidir con el domicilio social. Pero en el caso de que no haya relación entre domicilio fiscal y la actividad, se tomará como domicilio fiscal el lugar con mayores bienes adquiridos (estos son los de carácter permanente que no están destinados a la venta, sino al uso propio.)

Principales diferencias entre domicilio social y fiscal

Después de explicar cada uno, vamos a ver cuáles son las principales diferencias para terminar de entender estos conceptos.

  1. Están sujetos a leyes diferentes: el domicilio social, se encuentra bajo la Ley de Sociedades de Capital y el domicilio fiscal, recogido en la Ley General Tributaria.
  2. Dos conceptos bien distintos. Mientras que el domicilio social es el lugar donde se desarrolla la actividad de la empresa, el domicilio fiscal se refiere al lugar donde se reciben las notificaciones de Hacienda y la Seguridad Social.
  3. Por último, el domicilio social es público y el fiscal es privado.

Para solicitar el NIF (número de identificación fiscal), los dos domicilios deben ser comunicados a Hacienda y a la Seguridad Social (cuando se contraten a empleados).

Caso práctico

Después de ver toda la teoría, vamos a ver un supuesto práctico:

Una empresa que produce aceites cuenta con una oficina donde administra todo el papeleo y facturas, y tiene también una tienda donde comercializa esos aceites que produce.

Por un lado, la oficina se fijará como el domicilio social. El dominio fiscal, en cambio podría ser el mismo que el social o podría establecerse como el lugar donde reside el administrador.

 

¿Te han quedado algunas dudas más sobre este tema? ¡Escríbenos y te asesoramos!

No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.