fbpx
 

¿Qué es un ecosistema emprendedor?

Imagen Post Ecosistema Emprendedor

¿Qué es un ecosistema emprendedor?

En España un 95 % del tejido empresarial está compuesto por micropymes (son empresas con menos de 10 trabajadores y con una facturación inferior a los dos millones de euros) y autónomos. Una cifra muy alta si la comparamos con otros países de Europa.

Asimismo, en términos de emprendimiento, según el informe GEM (Global Entrepreneurship Monitor) de 2019-2020, la tasa de actividad emprendedora se sitúa en un 6,1 %.

Como ves, este es el principal motivo por el que el ecosistema emprendedor está tomando en España un gran papel, a pesar de las dificultades con las que estos emprendedores se enfrentan a diario, sobre todo los relacionados con la fiscalidad, la burocracia y el sistema tributario.

El gran desafío de los emprendedores

Además de estas dificultades, hay que sumarle el gran reto de los emprendedores para formarse y adquirir habilidades blandas, soft skills, que son las que permiten desenvolverse y conseguir mejores resultados en un negocio (estas son por ejemplo, el liderazgo, la gestión de equipos y de tiempo, la capacidad de comunicarte, entre otras).

No obstante, a pesar de todos estos desafíos y barreras, el apoyo a los emprendedores es cada vez mayor gracias a todos los actores que intervienen en el ecosistema emprendedor. ¡Te contamos cuáles son!

¿De qué se compone un ecosistema emprendedor?

El ecosistema emprendedor podemos definirlo como un conjunto de actores que intervienen y facilitan el desarrollo de un emprendimiento, donde se promueve el desarrollo y creación de startups, y valores como la creatividad e innovación.

Por tanto, el ecosistema emprendedor se compone de todas estas variables:

  • Gobierno: las políticas de un gobierno permitirá acelerar o no las gestiones burocráticas de un emprendedor, ya sea ofreciéndole ayuda financiera, evitando ponerle trabas en la apertura del negocio y con incentivos.
  • Finanzas: es clave que haya inversionistas que inviertan en ideas. Sin esta financiación (ángeles inversionistas, bancos, capital de riesgo, micropréstamos, capital privado…), el emprendimiento no podrá desarrollarse. No se podría contratar a empleados, alquilar un local o invertir en mercadeo.
  • Cultura: sin una cultura emprendedora que fomente el pensamiento creativo, la formación y adquisición de habilidades blandas, la tecnología y la innovación, y la eliminación del miedo al fracaso, los emprendedores no se sentirán preparados para afrontar todos los desafíos en la etapa emprendedora.
  • Otros actores: aquí podemos nombrar los actores de apoyo que existen para el emprendimiento, entre los que destacamos las incubadoras, las cámaras de comercio, espacios de encuentro, coworking y otras ayudas de instituciones locales o autonómicas.

¿Para qué sirve un ecosistema emprendedor?

Un factor imprescindible para que un ecosistema emprendedor se desarrolle y se consolide es la densidad. Es decir, cuanto más actores intervengan, más atraerá la inversión, formación, investigación y captación de talento.

Pero, además de la densidad, otro factor que viene de la mano es la interconexión entre todos esos actores. De poco sirve que haya muchos organismos que trabajen e impulsen el emprendimiento, si entre ellos no hay comunicación, ni entendimiento para enfocarse hacia una dirección.

En definitiva, los ecosistemas se convierten en sitios de apoyo, de encuentro y de sinergias. Y estos sitios se transforman en viveros de empresas, aceleradoras, ayudas a la financiación para perfiles diferentes. Pero, sin duda, para mejorar y conseguir que el ecosistema madure, se necesita: una interacción mutua entre los actores que intervienen en el ecosistema, capital disponible y formación especializada para que haya profesionales más cualificados en fases iniciales.

Estar informado de las instituciones, ayudas y eventos que haya en tu ciudad y en tu comunidad, te ayudará a identificar un ecosistema emprendedor que facilite el desarrollo de tu empresa o proyecto empresarial. Si tienes dudas sobre algún trámite o gestión, consúltanos sin compromiso.