Propósito de año nuevo: Mejorar la gestión de clientes

Propósito de año nuevo: Mejorar la gestión de clientes

Enero es un mes de nuevos propósitos en todos los terrenos, también en el laboral. Son muchos los negocios que aprovechan este mes para empezar a implementar nuevos procesos que faciliten la gestión de clientes, los procesos internos o la documentación de las diferentes actividades.

Nuestro propósito este año es ayudar a todos nuestros clientes con su gestión de clientes ya que es una de las tareas que más cuesta cuando un negocio comienza o cuando vive un gran momento de expensaión. A menudo nos centramos en buscar buenos profesionales a nivel técnico, que obviamente son importantes, pero no siempre pensamos en tener un perfil que nos ayude a organiar el trabajo. Por este motivo es necesario implementar procesos que faciliten la buena gestión de clientes.

Qué es la gestión de clientes

La gestión de clientes es la base sobre la que puede crecer un negocio, ya que sin clientes satisfechos no hay producto o servicio que pueda venderse.

Esta gestión es el proceso mediante el cual debes conocer bien a tu público objetivo y, en concreto, a quienes ya son o han sido clientes: sus necesidades, intereses y motivaciones. Solo de esta manera podrás establecer buenas estrategias de comunicación con ellos que hagan avanzar los proyectos de la manera adecuada.

La gestión de clientes debe aunar diferentes tácticas que garanticen que los usuarios reciben sus productos o servicios con la calidad necesaria y que lo hacen además en el entorno y el clima que tú quieres que perciban de tu negocio. Tácticas que, por supuesto, deben poderse personalizar en cada caso. A fin de cuentas, para poder dar el servicio de atención al cliente con la calidad óptima se deben establecer procesos y normas que después se puedan modificar y adaptar a cada caso.

Tácticas de gestión de clientes

Cada empresa debe establecer sus propios procesos con los que mejorar la gestión de clientes, pero hay ciertas tácticas que todos debemos seguir si queremos dar un buen servicio de atención al cliente y un buen proceso de compra y postcompra.

Dale prioridad a la documentación

En esta táctica se incluye cualquier tipo de documentación, desde un manual de gestión de crisis por si hay un problema hasta el archivo de casos concretos complicados que puedan repetirse o procesos para solucionar los problemas más comunes. Contar con toda esta información bien organizada va a agilizar los procesos y a facilitar mucho que la comuncación siempre sea rápida.

Establece periodos de tiempo para las entregas

Seguramente tus prodcutos o servicios requieran de unos procesos que ya tengas automatizados, por lo que es fácil saber cuánto se puede tardar en entregar cada cosa a un cliente. Ofrece esta información siempre desde el principio y en caso de duda da plazos más amplios de lo necesario. Es mejor sorprender a un cliente con una entrega temprana que no enfadarle con una tardía.

Dedica tiempo a cada cliente

Personaliza tus envíos, ten en cuenta a quién te diriges en cada momento y no trates a tus clientes como simples números de tu negocio. Para una buena gestión de clientes la personalización es indispensable.

Invierte en un buen CRM

Contar con un programa que ayude a la buena gestión es muy importante. Así cualquier persona del equipo puede saber en qué punto está cada proyecto, cómo se está desarrollando y si hay algún problema en alguna fase. Es una buena manera de conseguir que el trabajo siempre vaya adelante incluso cuando un miembro del equipo no está disponible. Y también te permite tener un control absoluto para poder atender a un cliente en cualquier momento y saber qué está pasando exactamente.

Mantén una relación estable

A los clientes siempre les gusta tener una relación de confianza con sus proveedores, por lo que agradecen que en la medida de lo posible siempre sea la misma persona su interlocutor o que, en su defecto, sea un equipo de personas que conozcan y con las que puedan contar.

Conclusión

Siguiendo estos sencillos consejos, que no siempre son tan sencillos de implementar, puedes empezar a mejorar tu gestión de clientes desde el primer momento de este año. ¿Tienes otros propósitos para el 2019 que tengan que ver con tu negocio? Cuéntanoslos en los comentarios o a través de las redes sociales y trataremos de ayudarte con nuevos contenidos.