fbpx
 

¿Cómo controlas los ingresos y gastos de tu empresa?

Imagen Post control ingresos y gastos

¿Cómo controlas los ingresos y gastos de tu empresa?

Llevar el control de los ingresos y gastos de una empresa es esencial no solo porque sea una obligación legal y tributaria, sino porque es una medida necesaria para controlar el funcionamiento diario de la empresa para que no se vaya a pique a la larga. Además, este control te permitirá descubrir qué puntos mejorar para optimizar el rendimiento de tu negocio y lograr los máximos beneficios.

En este sentido, una empresa que tenga muchos ingresos no quiere decir que triunfe y sea exitosa. Si sus gastos superan un límite, podría perjudicarle seriamente. Por esa razón, llevar un control de los gastos de la empresa es clave para asegurarte su rentabilidad y buen funcionamiento.

¿Cómo controlar los #ingresos y #gastos de tu #negocio para optimizar su rendimiento y obtener los máximos beneficios? Vía @gesticentro #contabilidad

Diferencias entre gastos y costes

En primer lugar, debemos diferenciar bien entre estos dos conceptos: gastos y costes. El coste está relacionado con el producto que se elabora o se vende (costes de fabricación o distribución de productos)  y el gasto es el que tiene que ver con la contabilidad de la empresa (gastos administrativos, marketing o publicidad y financieros).

Por tanto, debemos controlar bien cada uno. En el primer caso, dentro de los costes encontramos estas variables:

  • Materiales directos: los que se utilizan en la elaboración del producto.
  • Mano de obra: costes que proviene del esfuerzo físico y mental de un técnico para producir, mantener o reparar un bien.
  • Coste indirecto: son los costes generales del proceso de producción.

Ahora bien, los gastos de la empresa son:

  • Gastos administrativos: alquiler, inmobiliario de oficina, facturas de agua, luz, Internet, etc.
  • Gastos de marketing o publicidad: en general son los que se destinan a impulsar la venta del producto o servicio, como pueden ser los gastos destinados a marketing y/o publicidad.
  • Gastos financieros: tienen relación con aquellos que se utilizan para financiar la actividad empresarial.

Tips para llevar un control adecuado de los gastos de tu empresa

Teniendo en cuenta todos estos conceptos, te recomendamos algunos consejos para controlar adecuadamente los gastos de tu empresa y evitar sorpresas de última hora:

Guarda los tickets y facturas de gastos durante al menos 5 años

Según la Agencia Tributaria se debe conservar todas las facturas de proveedores y tickets de compra, ya sea a través de una factura electrónica o en papel (se recomienda más la primera opción, para no tener los cajones hasta arriba de papeles). Bastará también con una copia escaneada o una foto de los tickets.

Además de ser una obligación legal, esto te ayudará a mejorar la gestión en tu empresa.

Identifica los gastos que tienes y organízalos

Una vez que has identificado qué gastos empresariales tienes (administrativos, de ventas o financieros), regístralos en alguna tabla de Excel u otra herramienta que utilices de gestión para llevar un control exhausto.

Recuerda que esos gastos empresariales van desde el salario de los trabajadores hasta el dinero invertido en campañas de promoción y publicidad.

Utiliza una herramienta de gestión de gastos

Si siempre has registrado todos tus gastos en un Excel o con tu puño y letra en una libreta que siempre llevas a mano, es hora de que utilices una herramienta o software  que sea el que registre todos los datos de forma automatizada.

Además, estas herramienta te mostrarán en forma de gráficos los meses donde gastas más para tomar cartas en el asunto.

Haz recortes

Una vez que sabes cuánto es lo que gastas al año, podrás hacer una previsión de gastos futuros. Ten en cuenta que los ingresos siempre deben superar a los gastos, así que observa si algún mes haces un gasto innecesario e intenta recortarlo.

Concienciar a los empleados para que ahorren en la empresa

Para disminuir gastos en tu empresa, habla con tus empleados y conciénciales de las nuevas medidas de ahorro que has impuesto. Motívales a que las cumplan con premios a principios de cada mes, por ejemplo.

Negociar descuentos con proveedores

Si llevas una relación a largo plazo con un proveedor y tienes confianza, intenta negociar descuentos con él.

¿Cómo gestionas tú los ingresos y gastos de tu empresa? ¿Te gustaría añadir algún tip más? Si no sabes cómo llevar un buen control, déjalo en nuestras manos. ¡Estamos encantados de ayudarte!