fbpx
 

IRPF de los trabajadores en ERTE: declaración de la renta 2021

Imagen Post IRPF de los trabajadores en ERTE: todo lo que debes saber para presentar la declaración de la renta

IRPF de los trabajadores en ERTE: declaración de la renta 2021

Son muchos españoles los que han sufrido un ERTE (expediente de regulación de empleo temporal) debido a la crisis económica y sanitaria provocada por la Covid-19. Y son precisamente muchas dudas las que surgen de cara a presentar la declaración de la renta en 2021.

Por ello, y por todas las dudas que se han generado en estos meses, hemos querido reunir aquí la información más importante en relación al IRPF de los trabajadores en ERTE. No obstante, si tienes dudas sobre tu situación, no dudes en solicitarnos más información.

¿Cuándo es obligatorio declarar en el IRPF?

Es importante que en primer lugar sepas que existe obligación de declarar en el IRPF cuando los ingresos superan los 22 mil euros al año (cuando tenemos un pagador).

¿Y qué pasa cuando tenemos dos o más pagadores? En este caso, los ingresos anuales no deben superar los 14.000 euros (cuando la suma de todos los pagadores supere los 1.500 euros).

¿Qué pasa con las prestaciones que se reciben del SEPE?

Y ahora bien, si has estado en ERTE, ¿qué pasa con esas prestaciones recibidas por el SEPE? Los pagos que realiza el SEPE son considerados como un segundo pagador; siendo el primer pagador la empresa en la que trabajamos.

Independientemente de si paga la empresa o el SEPE, estos aportes son rendimientos íntegros de trabajo. Por tanto, si la cantidad total de los dos pagadores (empresa y SEPE) rebasa el importe de los 14 mil euros y el segundo pagador paga más de 1.500 euros, el individuo tiene la obligación de presentar la declaración de la renta en 2021.

Retenciones e IRPF del trabajador en situación de ERTE

Si por norma general la ayuda máxima es de 1.098,09 euros, ¿las prestaciones que ofrece el SEPE quedan bajo retención? Como hemos dicho, la cantidad mínima para retener y declarar es de 14.000 euros; por lo que esas prestaciones no quedan sometidas a retención.

¿Y cómo repercutirá eso en tu renta? Probablemente, si estás obligado a presentarla, tendrás que pagar una parte del impuesto que no adelantaste (por no aplicar retenciones a las prestaciones públicas).

Así lo expresa el SEPE, donde hemos recogido estas declaraciones de su página oficial:

“Es poco probable la retención a cuenta en concepto de IRP, dado que los importes previstos de prestación no alcanzan el mínimo obligatorio exigido por las normas tributarias para la aplicación de retención”.

¿Qué hacer para evitar pagar a Hacienda una cantidad desorbitada?

Existe una solución para evitar cuantías enormes a Hacienda en 2021 o para conseguir que estas sean menores en caso de aplicar retenciones. Se trata de pedir a la empresa o al SEPE, por escrito, aumentar el porcentaje de retención para incrementar los pagos a cuenta.

Cuando solicitas esto, lo que estás haciendo básicamente es adelantar un porcentaje mayor de IRPF mensual y de esta forma equilibrar los pagos no ingresados de estas ayudas públicas.

Importante: según el SEPE, puedes solicitar de forma voluntaria que te suban el porcentaje de retención siempre y cuando estés en ese momento cobrando la prestación.

¿Qué consecuencias trae consigo este aumento de porcentaje de retención?

Principalmente, reducirás el importe de la cuota que resulte en la declaración de la renta de 2021.

Supongamos estos dos casos:

Solicitas a la empresa que aplique la mínima retención

Al no adelantar los pagos durante los meses previos, seguramente tengas que pagar parte de la cuota pendiente. Esto se traduce en que cobrarás un salario neto mayor al mes, pero en 2021 tendrás que pagar más en la declaración de la renta.

Solicitas a la empresa que aplique la máxima retención

Si optas por esta opción, probablemente la declaración te salga negativa. Y te devolverán partes de las retenciones que te cobraron de más cada mes.

Esperamos que después de leer todo esto sobre el IRPF y retenciones de los trabajadores en ERTE, hayas resuelto algunas incógnitas. Pero si te ha quedado alguna en el aire, pregúntanos sin compromiso. ¡Estaremos encantados de ayudarte!