fbpx
 

Todo lo que debes saber sobre una marca registrada

Imagen Post marca registrada

Todo lo que debes saber sobre una marca registrada

Tener registrada la marca o nombre comercial de tu empresa es algo que debes tener presente cuando tienes un negocio, para evitar determinados inconvenientes. Aunque no es algo obligatorio, sí puede prevenirte de algunos problemas.

Imagina que otros utilizan tu marca sin autorización o que te roban y registran tu marca antes de que tú lo hagas. Eso te obligaría a abandonar la marca en tu producto o servicio. ¿Ves ahora la importancia que tiene?

Definición de marca y marca registrada

Muchos emprendedores y profesionales no saben diferenciar bien qué es una marca y qué es una marca registrada. Así que en primer lugar vamos a dejar claros estos dos conceptos para que tu negocio no salga nunca perjudicado y prevengas los posibles problemas todo lo que puedas.

Registrar tu marca puede ayudarte a prevenir muchos posibles problemas con tu negocio vía @gesticentro Clic para tuitear

Cuando hablamos de marca, nos referimos a la representación de un producto y/o servicio. Y es concretamente la marca lo que diferencia a unos productos idénticos de otros, aportando un valor determinado (garantía, calidad y confianza).

Por tanto, la marca es un signo diferenciador, cuya función es distinguir un producto o servicio de otro frente a otros competidores. Por ejemplo, todos conocemos la marca Audi, alguien cercano a ti seguro que tiene uno y ese nombre es lo que le da identidad a ese automóvil.

Ahora bien, la marca registrada es similar al concepto de marca pero con algunos matices. Una marca registrada puede ser un nombre, una palabra o un símbolo que represente al negocio y que se registra en los organismos pertinentes. Esto significa que cuando una empresa registra su marca y tiene toda la documentación en orden, nadie podrá utilizarla. En otras palabras, si alguien utiliza tu marca registrada puedes exigirle el cese de su utilización y el pago por los daños causados.

Tipologías de marcas registradas

Según el tipo de registro, en España puedes registrar tu marca atendiendo a estas categorías:

  1. Marca registrada en España: Protege a la marca en todo el territorio español y se realiza en la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM).
  2. Marca registrada en la Unión Europea: Las marcas que se registren en esta opción, en la OAMI (Oficina para la Amortización del Mercado Interior), están protegidas en toda la Unión Europea.
  3. Marca registrada Internacional: Aquí la marca será protegida en más de 80 países y el organismo que lo gestiona es la OMPI (Organización Mundial de la Propiedad Intelectual).

¿Por qué registrar una marca?

Entre los beneficios más destacados se encuentran:

  • Puedes evitar que otras personas o empresas del mismo sector o similar utilicen el mismo nombre para sus productos o servicios. En cambio, ese mismo nombre pueden utilizarlo empresas de otro sector diferente. Por ejemplo, si la marca registrada es del sector de alimentación, una empresa del sector de medios de comunicación, sí podría utilizarlo.
  • Este registro frenará a otras personas a que tomen el poder de ellas y las registren.
  • Esto te permitirá si lo deseas, dar licencias para que otras personas utilicen esa misma marca legítimamente, con el requisito de que te cedan parte de los beneficios que obtengan de ella. Además, puedes crear franquicias incluso.

Peculiaridades de una marca registrada

A una marca registrada se le caracteriza por tres signos:

  • ™: Es un símbolo que alerta a los competidores que la marca se ha registrado pero que aún no es oficial.
  • ®: Las marcas que se han registrado oficialmente en la Oficina de Marca Registrada utilizan este signo.
  • ℠: Muchas empresas que venden servicios utilizan esta simbología, pero normalmente el más habitual es ™ porque es más sencillo.

Consejos a tener en cuenta para registrar una marca

Te contamos de forma breve qué consejos tener en cuenta a la hora de registrar una marca:

  • Asegúrate de que el nombre que elijas no está ya registrado. Para saberlo, consulta en el directorio disponible de la web oficial de la Oficina Española de Patentes y Marcas.
  • Presenta la solicitud y paga la tasa (tanto si lo haces de forma presencial como online).
  • Si lo haces de forma presencial, debes rellenar este formulario de solicitud, donde añadirás información relacionada con el representante y el solicitante.
  • Después debes presentar, junto con el justificante de pago, la solicitud en la Oficina Española de Patentes y Marcas. Para saber qué centro tienes más cercano, compruébalo aquí, en la web oficinal de OEPM. También tienes la opción de enviar la solicitud por correo y en este caso debe hacerse a través de correo certificado y con acuse de recibo.
  • Entregados los documentos, se revisarán y si hay algún fallo o se llega a la conclusión de que la marca es propiedad de otra persona, tendrás un plazo para modificarlo.

En caso de que lo gestiones de forma online, debes dirigirte a la Sede Electrónica de la Oficina Española de Patentes y Marcas (OEPM). Después, pincha en la opción “Trámites para signos distintivos” y empieza a completar la info en “Solicitud de marcas, nombre comerciales y marcas internacionales”. A partir de aquí, el procedimiento de revisión es el mismo que en el caso presencial.

Por último, recuerda que la validez del registro nacional es de solo 10 años; por lo que pasado este tiempo tendrías que volver a abonar la tasa correspondiente y renovar por diez años más.

Si te has decidido a dar el paso de registrar tu marca para que nadie pueda apropiarse de ella, contacta con nosotros para resolver cualquier duda. ¡Te ayudamos a gestionar cualquier trámite en cuestión de poco tiempo!