fbpx
 

¿Cuántos negocios se están perdiendo por COVID-19?

Imagen Post negocios perdidos por Covid-19

¿Cuántos negocios se están perdiendo por COVID-19?

El pasado mes de febrero el Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó su primer balance y análisis sobre la situación empresarial española frente a la pandemia durante los tres primeros trimestres del 2020. 

En total, la crisis sanitaria ha obligado a darse de baja a más de 320.000 autónomos; lo que supone un 10 % del total en un semestre. Por otro lado, la crisis ha hecho cerrar a cerca de 200.000 empresas, una de cada seis.

Las empresas más afectadas han sido las de menor tamaño. Teniendo en cuenta que España destaca por ser un país de pymes, esto explica la gravedad de la situación. 

Pequeñas empresas y autónomos, los más afectados 

Las empresas con 5 o menos trabajadores en su plantilla son las que fueron más castigadas. En concreto, antes de terminar el verano, un 21,5 % de estas empresas no pudieron seguir adelante.

En cuanto a los que se refiere a las grandes empresas, estas han podido sobrellevarlo algo mejor. Solo un 2% de empresas con más de 100 trabajadores (frente al 21, 5 % de empresas pequeñas con 1-5 trabajadores) tuvieron que cerrar en la primera oleada de contagios que sufrió España.

Asimismo, además de las pymes, los autónomos han sido la otra parte más afectada de esta crisis sanitaria durante el 2020. Un total de 323.000 autónomos (uno de cada diez) se dieron de baja antes del 1 de octubre a causa de la pandemia.

El primer trimestre de 2020 para los autónomos fue desolador, registrándose más de 190.000 bajas. El segundo trimestre, a medida que la curva de contagio se iba doblegando, el número de bajas descendió a los 66.000. De nuevo, tras las vacaciones de verano, en el tercer trimestre, el numero de bajas volvió a incrementarse, situándose en las 102.000 bajas.

Los autónomos más afectados según el sexo y la edad

Durante el primer trimestre de 2020 y antes de cerrarse este, de los 1,9 millones de autónomos hombres dados de altas como autónomos, el 90 % permanecía con su negocio abierto. 

En el caso de las autónomas, que son en total 1,1 millones, esta cifra bajaba más. La tasa de supervivencia fue de un 87,8 %.

El informe también destaca datos interesantes y significativos en cuanto a las edades de los autónomos. Los más afectados han sido los menores de 30 años: solo un 79 % consiguió mantener su negocio. Esto significa que de los 156.700 autónomos que se dieron de alta a principios de año con esta edad, 33 mil cesaron su actividad.

La tasa de supervivencia aumentaba al 86 % con autónomos con edades que comprendían los 30 y 39 años. Y seguía ascendiendo a partir de los 60 años con un 87,2 %. Por último, cabe destacar que los perfiles menos afectados fueron aquellos con edades entre 40 y 49, con una tasa de supervivencia del 90 % y aquellos con 50 y 59 años, con un 92,3 %.

El sector más golpeado ha sido la hostelería

Debido a las fuertes restricciones en bares y restaurantes durante un año prácticamente, los hosteleros han sido los que peores han sorteado el golpe de la crisis económica y sanitaria.

Un tercio de los ERTEs que se mantienen pertenecen a este sector. Esto se traduce en 248.000 trabajadores del sector hostelero.

Se calcula, según la patronal, que 85.000 bares y restaurantes cerraron definitivamente a causa de la Covid-19. Estos mismos empresarios tuvieron que hacer frente a pérdidas que rebasan los 70 mil millones de euros en su facturación

En comparación con otros sectores, el hostelero es el que presentó más concursos de acreedores, con respecto a 2019. En concreto, ha habido un aumento de estas notificaciones en un 35,6 %, donde los empresarios manifiestan que no pueden hacerse cargo de sus deudas.

Los ERTEs han impedido que el golpe sea aún mayor

Durante la primera ola de contagios, cerca de 140 mil empresas perdieron a sus trabajadores. Pero gracias a los ERTEs, un 26 % los recuperó durante el verano. 

EL 94,6 % de las empresas que decidieron no acogerse al ERTE sobrevivió a la crisis. En cambio, la tasa de supervivencia es mayor (98,7 %) para aquellas empresas que sí optaron por los ERTE como medida para sobrevivir.

Actualmente, hay más de 730 mil trabajadores en ERTE. En la tercera ola, se incrementó en 35 mil.