fbpx
 

¿Qué es un plan de jubilación?

Imagen Post qué es un plan de jubilación

¿Qué es un plan de jubilación?

En ocasiones, muchos suelen confundir el plan de jubilación con el plan de pensiones y viceversa. Aunque ambos son dos productos para ahorrar dinero a largo plazo, cada uno tiene sus propias características fiscales.

Por eso, hoy aquí trataremos de definir estos dos conceptos para qué entiendas como funciona cada uno. Además, os dejaremos unos consejos y recomendaciones para que planifiques adecuadamente tu jubilación con anticipación.

¿Qué es el plan de jubilación y en qué se diferencia de un plan de pensiones? Consejos clave para planificar con tiempo tu jubilación vía @gesticentro. Clic para tuitear

¿Qué es un plan de jubilación?

El plan de jubilación es un tipo de seguro de vida que una persona contrata normalmente a una compañía de seguros.

Aquí la persona que lo contrata tiene derecho a recibir una cantidad de dinero en caso no solo de que se jubile, sino en caso de invalidez, fallecimiento o de la finalización del contrato del plan de la jubilación.

¿En qué se diferencia un plan de jubilación de un plan de pensiones?

Por otra parte, un plan de pensiones es un producto financiero (no un seguro), que se gestiona mediante instituciones financieras, debido a que estos son fondos de inversión. A través de este contrato, el individuo aporta dinero de forma periódica al fondo de pensiones.

Estas son algunas de las diferencias destacables entre ambos planes:

Disponibilidad

En un plan de jubilación se puede retirar el dinero antes de la jubilación en determinados casos, pagando una comisión por la cancelación. Mientras que en el plan de pensiones, únicamente en caso de enfermedad grave o fallecimiento se podrá retirar el dinero antes de la jubilación.

Impuestos

Con un plan de jubilación pagas impuestos por los intereses. En cambio, con un plan de pensiones pagas impuestos según el rendimiento generado  y tus ahorros.

Fiscalidad

En cuanto al tema fiscal, el plan de pensiones tiene más ventajas. Por las inversiones que se realicen al año, se pagarán menos impuestos. Esto quiere decir que en base al dinero que se aporte, se desgravará del IRPF. Sin embargo, el dinero que se aporta en la jubilación no se puede desgravar.

Rentabilidad

La rentabilidad de un plan de pensiones es mayor que la de un plan de jubilación, ya que los riesgos que se asumen son mayores en el plan de pensiones.

Recomendaciones para planificar tu jubilación 

La jubilación es una etapa de la vida a la que se ansía llegar. Pero, ¿todo el mundo está preparado cuando llega? En este sentido, tener un plan de jubilación es una forma de planificarte antes de jubilarte, que te asegurará una prestación económica para poder seguir manteniendo el mismo nivel de vida que llevabas hasta entonces.

En otros términos, el plan de jubilación no es más que un complemento a la pensión que se cobra de la Seguridad Social. 

Así que presta atención a estos consejos para planificar tu jubilación con anticipación:

  • Mientras estés activo laboralmente, intenta pagar la hipoteca y otras deudas que tengas. 
  • Empieza a ahorrar desde joven (25-30 años), así podrás llegar antes a tus objetivos. Una mala planificación puede darte algunos dolores de cabeza cuando llegue el momento. 
  • Calcula los ingresos que necesitas para jubilarte; este suele ser entre el 70-80 % de tus ingresos netos que cobras ahora mismo. 
  • Calcula los gastos que tendrás que asumir y el tiempo que pueden durar esos gastos. Por ejemplo, es probable que a una edad se necesite contratar a alguien en casa para labores domésticas o si tienes hijos, debes calcular cuándo finalizarán sus estudios.
  • Realiza aportaciones a tu plan de jubilación (u a otro) de forma mensual y no anual. No es lo mismo ingresar 50 o 100 euros al mes, que 600 o 1200 al año, de un tirón.
  • Aporta cantidades que se ajusten a tu presupuesto. Quizás con 25-30 años, que se está empezando en la vida laboral, lo ideal es empezar con aportaciones bajas, entre 30 y 50 euros. Pero a medida que los ingresos vayan aumentando, podrás incrementar tus aportaciones gradualmente y llegar así a tu objetivo.
  • Pide ayuda a un experto, que te asesore sobre cómo gestionar tus ahorros, según tus necesidades. Recuerda que no todos los productos financieros tiene la misma ventaja fiscal, ni los mismos objetivos. 
  • Si eres joven, puedes permitirte al principio invertir en renta variable, ya que podrías ganar más beneficios a un riesgo mayor. Después, con más edad, existe la posibilidad de invertir en renta fija y variable (mixta). Pero a una edad cercana a la jubilación, para asegurar tus ingresos, es recomendable apostar en una renta fija (plan de jubilación). Aquí se consiguen menos beneficios, pero corres menos riesgos.
  • Haz un seguimiento de tus previsiones una vez al año por lo menos. Y examina si prevés cambios en tu futuro cercano. Solo así podrás dar los pasos adecuados para seguir ahorrando de forma inteligente.

Los seguros de ahorro a largo plazo son una herramienta idónea para llevar parte de tus ahorros a un producto con rentabilidad garantizada. Por eso, es recomendable tener un plan de jubilación para vivir cómodamente y sin agobios.

¿Tienes más dudas sobre el plan de jubilación? ¡Déjanos tu comentario aquí abajo!