Importancia de la prevención de riesgos laborales en tu empresa

Importancia de la prevención de riesgos laborales en tu empresa

La prevención de riesgos laborales aúna un conjunto de acciones que son llevadas a cabo por parte de la empresa, incluso aquellas correspondientes a las Administraciones públicas, y que están orientadas a evitar o reducir cualquier posible daño que pudieran sufrir sus trabajadores como consecuencia de la realización de dicho trabajo (accidentes de trabajo, enfermedades profesionales, lesiones posturales, etc.). Para poder conseguir esto, se integra la actividad preventiva en la empresa y se adoptan aquellas medidas que sean necesarias.

La prevención de riesgos laborales se ha de integrar en el sistema general de gestión de la empresa. Existen dos instrumentos esenciales para la gestión y aplicación del plan de prevención de riesgos que son la evaluación de riesgos laborales y la planificación de la actividad preventiva.

Plan de prevención de riesgos laborales

Para poder integrar la actividad preventiva de la empresa en su sistema general de gestión se elabora un plan plasmado en forma de documento y conservado a disposición de:

  • Las autoridades laborales
  • La autoridade sanitaria
  • Los representantes de los trabajadores

En este irán incluidos los siguientes elementos relacionados con la prevención de riesgos laborales:

  • La identificación de la empresa, así como su actividad, el número de centros de trabajo existentes, el número de trabajadores en cada uno de ellos y las características de los mismos.
  • La estructura organizativa que tiene la empresa, siempre identificando las funciones y responsabilidades correspondientes a cada uno de los trabajadores y la comunicación existente entre ellos.
  • La organización llevada a cabo en todos los procesos técnicos y sus prácticas, así como los procedimientos organizativos de la empresa.
  • Modalidad de prevención laboral elegida por la empresa y órganos de representación existentes. Política, objetivos y metas en relación con la prevención de riesgos laborales que pretende alcanzar la empresa, así como recursos humanos, técnicos, materiales y económicos de los que va a disponer.

Evaluación de los riesgos

Para poder estimar la magnitud de los riesgos que no hayan podido evitarse, se realiza una evaluación, de la cual se obtiene toda aquella información necesaria para que el empresario pueda tomar las decisiones relativas a la necesidad de adoptar medidas preventivas y, el tipo de medidas que deben adoptarse.

La evaluación de riesgos tomará en consideración los siguientes aspectos:

  • Características del local.
  • Instalaciones.
  • Equipos de trabajo existentes.
  • Agentes químicos, físicos y biológicos que se usen en el trabajo.
  • Organización y ordenación del trabajo en la medida en que puedan influir en la magnitud de los riesgos.
  • Que el trabajador sea especialmente sensible, por sus características personales o estado biológico, incluidos también los que tengan reconocida una discapacidad física, psíquica o sensorial.

La evaluación de los riesgos siempre ha de ser llevada a cabo por el personal técnico instruido para dicho cometido, con capacidad y aptitud para desarrollar las funciones de los tres niveles definidas en el Reglamento de los Servicios de Prevención (RSP), y que ha de ser parte de la organización de recursos para actividades preventivas.

Clasificación de riesgos laborales

Existen 7 tipos de riesgos laborales:

  • Riesgos Físicos: Ruido (sensación auditiva desagradable), vibraciones (de maquinaria), iluminación (deslumbramientos, fatiga, sombras), radiaciones ionizantes (ondas electromagnéticas que alteran el estado físico). Para reducir este tipo de riesgos hay que tener un control médico.
  • Riesgos Químicos: Son los que se producen por procesos químicos y el medio ambiente, cómo las alergias, asfixia o virus. Por ello, debemos proteger a los trabajadores con mascarillas, guantes, o en casos más graves reducir sus competencias laborales.
  • Riesgos Biológicos: Son los provocados por virus, bacterias, hongos, parásitos al contacto con otro ser vivo o vegetal. La mejor manera de no sufrir este riesgo es estar vacunado y disponer de un equipo adecuado.
  • Riesgos Ergonómicos: Es el riesgo que más se repite entre los trabajadores, alcanzando el 60%. El 25% se produce por la mala postura al cargar y descargar productos. Estas posturas inadecuadas sumadas a levantamientos de peso, movimientos repetitivos, podrían ser evitadas recibiendo un curso de posturas, de carga y descarga de productos, estirar los músculos, etc.
  • Riesgos Psicosociales: Son los que todos conocemos, estrés, fatiga, monotonía, etc… Para prevenirlas es recomendable no realizar más horas de las estipuladas por contrato.
  • Riesgos Mecánicos: Trabajos realizados en las alturas, superficies inseguras, un mal uso de las herramientas. Para reducir el riesgos hay que revisar la maquinaria periódicamente.
  • Riesgos Ambientales: Son los únicos que no se pueden controlar, pero podemos estar prevenidos. Se manifiestan en la naturaleza con la lluvia, tormentas, inundaciones, etc.

Conocer estos riesgos ayudará a elaborar un plan de adecuado para cada situación en cada empresa.

Si tienes cualquier duda, puedes contactar con nosotros dejando un comentario, o directamente a través de nuestro correo o teléfono.

No Comments

Post A Comment

Este sitio web utiliza cookies y otras tecnologías para que podamos mejorar su experiencia en nuestros sitios.    Más información
Privacidad