fbpx
 

Cómo tributa el ERTE en la declaración de la renta

Imagen Post Cómo tributa el erte en la declaración de la renta.

Cómo tributa el ERTE en la declaración de la renta

Es importante que, de cara a la próxima renta (de abril a junio), todos aquellos que han sido afectados por un ERTE resuelvan algunas dudas que aún no están del todo claras y sepan cómo tributa el erte en la declaración de la renta.

Las personas afectadas por un ERTE, ya sea un ERTE de reducción de jornada o de suspensión completa, deben saber las consecuencias fiscales que esta situación extraordinaria va a suponer en su próxima declaración de la renta. ¡Así que toma nota!

Tipos de ERTE 

Podemos encontrarnos con dos tipos distintos, el ERTE de reducción de jornada y el ERTE de suspensión completa.

Cuando se trata de un ERTE de reducción de jornada, esto implica que una parte del salario lo paga la empresa (con su correspondiente retención de IVA) y la otra parte lo paga el SEPE, quien incluye una retención mínima del Impuesto sobre la Renta.

En cambio, cuando alguien sufre un ERTE de suspensión completa (esto es la suspensión total y temporal del contrato de trabajo), la prestación por desempleo la asume el SEPE en su totalidad, quien incluye una retención mínima de IRPF al ser cuantías muy ajustadas por ley.

Tanto en un caso como en otro, esta cantidad tributa como renta de trabajo. En este último caso (ERTE completo), el dinero del ERTE tributa igual que una prestación por desempleo, ya que se integra dentro de las rentas del trabajo junto con el salario percibido.

Esto quiere decir que cuando hagas la declaración de la renta, si has sufrido un ERTE por la Covid-19, tendrás que sumar el salario de la empresa y lo que el SEPE te pagó durante ese tiempo.

Consecuencias e implicaciones fiscales 

Hay varios factores que debes considerar sobre la tributación de los ERTE antes de realizar tu declaración de la renta:

Con un ERTE tienes dos pagadores

El dinero del ERTE que paga el SEPE es percibido por Hacienda como un pagador más, es decir, como si hubieses trabajado en otra empresa.

¿Y qué implica esto? Hay varios supuestos que debes tener claro:

  • Si solo has trabajado para una empresa (un pagador), no has cobrado el paro y no has ganado más de 22.000 euros brutos anuales, estarás exento de declarar. Aunque no estés obligado a declarar, si el resultado es a devolver puedes presentar la declaración y pedir la devolución de lo retenido.
  • Cuando la empresa tiene dos o más pagadores (en caso de ERTE, el SEPE se considera un segundo pagador), la situación se complica en el momento en el que la suma de los ingresos percibidos por el segundo o resto de pagadores rebasa los 1500 euros. Por lo que, si has cobrado más de 1.500 euros por el ERTE y al sumarlo a tu salario rebasas los 14.000 euros, sí tienes la obligación a realizar la declaración de la renta 2020.

Las retenciones de IRPF

En situaciones normales, la empresa retiene mensualmente al trabajador una retención de este impuesto, según lo que cobra. Aquí seguramente, al hacerlo poco a poco en cada nómina, no saldrá a pagar si realizas la declaración.

El dilema viene cuando no se aplica esa retención del IRPF, como pasa con los ERTE. Y es que la retención del IRPF en este tipo de prestaciones (al igual que ocurre en la prestación de desempleo) es mínima (un 2 %) o incluso del 0 %; dado que los importes previstos de prestación no alcanzan el mínimo exigido por las normas tributarias para la aplicación de la retención.

La consecuencia de esto es que habrá que abonar esta cantidad a la hora de presentar la declaración. Por eso, a muchos trabajadores les sale a pagar cuantías que pueden rondar los mil euros.

¿Qué se puede hacer al respecto? El trabajador puede solicitar a la empresa (a través del modelo 145 podrá elegir el porcentaje de retención) o al SEPE que se le retenga el IRPF o que le aplique un porcentaje mayor de retención. El trabajador deberá solicitarlo por escrito al menos 5 días antes de terminar el mes anterior al cobro de la nómina.

Otra cosa que pues hacer si eres consciente de que te saldrá a pagar es, en lugar de que te retengan, ahorrar el dinero cada mes y cuando te toque pagar, tenerlo guardado y listo.

Si necesitas asesoría fiscal y laboral, podemos ayudarte. Contáctanos y estudiaremos tu caso para prevenir pagar cantidades altas al fisco.