fbpx
 

IVA intracomunitario: qué es y cuándo aplicarlo

Imagen Post IVA Intracomunitario

IVA intracomunitario: qué es y cuándo aplicarlo

El IVA intracomunitario tiene sus propias reglas y son bien diferentes a cuando operas dentro de España. Por tanto, si vas a operar con otros países que son miembros de la Unión Europea, es necesario que conozcas la normativa y lo que tienes que hacer para beneficiarte de la exención de pagar el IVA, así como saber como declarar bienes y derechos en el extranjero.

Si haces negocios con otros países de la Unión Europea, el IVA intracomunitario se somete a un régimen especial de tributación. Y esto se aplica tanto para productos como para servicios. Para salir de dudas por completo, vamos a ver más detalles sobre esto a continuación.

¿Qué es el IVA intracomunitario?

Podemos definir el IVA intracomunitario como un conjunto de normas relativas al Impuesto sobre el Valor Añadido (IVA) que deben regirse y aplicarse en las transacciones comerciales entre países que se encuentran en la UE.

La Unión Europea aprobó esta normativa para favorecer estas transacciones entre empresas y profesionales que residan en países miembros de la UE.

Ahora bien, ¿qué se necesita para poder operar con ellas de forma frecuente? Necesitaremos un NIF intracomunitario, que este viene a ser como un NIF de tu empresa, que debes solicitar en Hacienda a través del modelo 036 (donde deberás marcar la casilla 582). 

Para conseguirlo, deberás hacer un registro en el censo VIES (en el Registro de Operadores Intracomunitarios o ROI). 

¿Cuáles son las operaciones intracomunitarias?

Como acabamos de mencionar, una empresa o profesional que resida en España y que venda un producto o un servicio a otro país de la UE, tiene que aplicar las normas del IVA intracomunitario.

Por lo que las principales operaciones que se pueden realizar de forma intracomunitarias son: las ventas y las adquisiciones:

Ventas

Las ventas son exportaciones de un producto o servicio de un país miembro de la UE a otro que también lo es. Por ejemplo, de España a Alemania. 

No están sujetas a IVA, por lo que no hay que reflejar el IVA en las facturas. Sin embargo, para beneficiarnos de esta exención debemos cumplir estas 3 condiciones:

  • El bien o servicio tiene que facturar a otro país miembro de la UE.
  • El cliente que contrata tu servicio o compra tu producto tiene que formar parte de la UE.
  • Ambas partes deben de llevar un libro para registrar todas las operaciones intracomunitarias.

Adquisiciones

Por otro lado, las adquisiciones son las compras de servicios o productos a cualquier país de la UE. Y estas sí están sujetas a IVA. 

¿Cómo funciona? El cliente recibe una factura sin IVA, pero deberá pagarlo en España. El modelo que hay que usar para declarar las adquisiciones es el 349.

Escenarios a tener en cuenta para facturar con IVA o sin IVA

Hay que considerar varios escenarios cuando se trata de IVA intracomunitario. Veamos algunos supuestos:

Venta de bienes a empresas en otro país de la UE

Si el cliente tiene NIF, no se debe aplicar IVA en la factura. Y si no tiene, hay que aplicar IVA del país emisor.

Para asegurarte de que tu cliente tiene NIF, verifica si este está dado de alta en el ROI

Venta de bienes a particulares

Cuando el cliente es un particular miembro de la UE, el vendedor tiene que aplicar IVA en la factura, correspondiente al país receptor. 

Aquí el vendedor tiene que inscribirse en el país de su cliente cuando el valor de sus ventas al año supere el límite fijado en cada país (varía según el país entre 35 mil a 100 mil euros).

Venta de servicios a empresas

La factura va sin IVA y será el cliente el que tenga que liquidar el IVA en su país. Aquí se aplicaría la inversión del sujeto pasivo

Venta de servicios a particulares

En caso de vender servicios a un particular, sí hay que aplicar el IVA del país del vendedor. Aunque si los servicios son relacionados con radiofusión, televisión, telecomunicaciones y electrónicos, se aplica el IVA que corresponde al país del comprador. 

Compra de bienes

Cuando el comprador, que es una empresa o profesional, adquiere un bien, tiene que liquidar el IVA correspondiente a su país. Después podrá deducírselo según las normas establecidas por Hacienda.

Compra de servicios

Funciona igual que con la compra de bienes, utilizando la inversión de sujeto pasivo.

En cualquier caso, es recomendable que en las facturas que emitas a cualquier país de la UE, añadas al final, en letra pequeña pero legible, que se trata de una operación exenta de IVA, de acuerdo a la directiva europea.

¿Tienes más dudas sobre el IVA intracomunitario? Si te resulta algo complejo y no tienes tiempo para gestionar tus facturas y contabilidad, consúltanos sin compromiso.